El masaje facial Japonés Kobido

Este es un post de invitado realizado por el equipo de MasajeadorPro.


En la actualidad, existe una gran cantidad de innovadores tratamientos de belleza de toda índole, especialmente para rejuvenecer el rostro. Sin embargo, el masaje facial japonés kobido supera cualquier barrera. Este masaje manual, trae muchos beneficios tanto para la relajación y salud física como mental. Hoy, te contamos lo referente a esta técnica ancestral.



¿En qué consiste masaje facial japonés Kobido?

El masaje facial japonés Kobido es una técnica de relajación muscular destinada al rostro que tiene una duración de aproximadamente 40 minutos. Este, se realiza para oxigenar la piel del rostro y estimular la producción de colágeno en la piel. Consistiendo, en una serie de toquecitos y movimientos que se van adaptando a las sensaciones y resistencia de la persona.


mujer recibiendo masaje facial japones kobido
Imagen de KaiMiano en Pixabay


El origen de esta práctica se remonta hacia el año 1400, cuando los guerreros y samuráis se realizaban masajes en el rostro para relajar la mente tras los duros enfrentamientos. Con el tiempo, esta técnica llegó también a las emperatrices japonesas, en donde se popularizó.

En la actualidad, es implementado por un gran número de mujeres y hombres. Siendo una alternativa efectiva para estirar las arrugas sin tener que pasar por el bisturí.



Pasos del masaje facial japonés Kobido

Este masaje facial japonés es realizado por diversos especialistas en todo el mundo occidental. Cabe destacar, que no existe una forma única de realizarlo, pues cada especialista le añade sus variaciones. Sin embargo, en términos generales se realiza en los pasos que te mencionamos a continuación:

1. Limpieza

El primer paso consiste en limpiar correctamente la piel. Para esto, se utilizan elementos no cosméticos que cumplen esta finalidad. Posteriormente, se realiza un proceso sencillo de exfoliación. Después de tener la piel correctamente exfoliada y limpia, se realiza un drenaje totalmente manual, presionando la piel para eliminar toxinas.

2. Estiramiento

Esta fase se inicia dando pequeños masajes y toquecitos en el rostro para que el rostro comience a relajarse. Durante esta etapa, se presta especial atención a las zonas cercanas a los ojos, para levantarlos y reducir las ojeras. Además, con esto puede conseguirse mayor luminosidad en la cara, lo que viene a significar todo un plus.

3. Lifting

Luego de haber sondeado las zonas con suavidad, se procede a realizar movimientos alternativos un poco más rápidos que deben transmitir una sensación de comodidad y relajación. Si, por el contrario, la persona llegara a sentir dolor, puede afirmarse totalmente que el masaje facial japonés no se está realizado de la manera adecuada.

4. Shiatsu

El shiatsu es una técnica de acupresión que aplica presiones cortas en la zona destinada al masaje, con la finalidad de relajar. Durante la fase final del masaje facial japonés Kobido, se presionan algunos puntos específicos para relajar el cuerpo y la mente, y eliminar el estrés. Cabe destacar, que este masaje en total, no debería exceder los 50 minutos.



Resultados del masaje facial japonés Kobido

Los resultados pueden empezar a notarse incluso desde el mismo día del masaje. Pues tras finalizar, además de sentirse más despejado, el paciente podrá notar como se ve más fresco, luminoso y remodelado su rostro. Esto se debe, a que el kobido ayuda también a aumentar el flujo sanguíneo y, por ende, añadir más firmeza a la piel.

También, pueden llegar a visualizarse resultados permanentes con el paso de los días, siempre y cuando se realicen masajes de forma constante. Entre los resultados a largo plazo que pueden observarse gracias a la implementación de esta efectiva técnica de embellecimiento facial, se encuentran los siguientes:

  • Reduce e incluso elimina los dolores de cabeza o migrañas.
  • Refresca y alivia el cansancio en la vista.
  • Las técnicas de relajación contribuyen a descansar la mente y sentirse más aliviado.


Por donde sea que lo mires, esta práctica trae consigo una gran cantidad de beneficios que no debes dejar de probar. Siendo ideal para todas las edades a partir de los 16 años, por lo cual, cuanto antes puedas empezar mejor.

Ten presente, que esta práctica podrá traer increíbles resultados para tu rostro y te ayudará a mantener activa como descansada, además de joven y bella.



Recomendaciones para después de la sesión

Tal como nos indica el equipo de MasajeadorPro, una de las principales recomendaciones tras terminar cada sesión de este masaje facial japonés es beber abundante líquido para contribuir a la eliminación de toxinas. Muchos expertos aseguran que lo mejor cuando se pretende realizar esta práctica de forma reiterada es volver con el especialista cada semana durante los primeros meses.

Sin embargo, después puede volverse un hábito que se suscite cada quince días de acuerdo a tu disposición de tiempo.

Entradas que pueden interesarte

disqus