Qué sabes de las nauseas y vómitos en el embarazo

Tienes nauseas y vómitos 🤮, estás inclinada sobre el lavabo o la taza del váter, y ¡estás embarazada!.

Casi seguro que estás en el primer trimestre de gestación. Tu madre y tus amigas con hijos te dicen que es normal, el ginecólogo también te dice lo mismo. Y yo te digo que estadísticamente lo sufrís entre un 30 y 50% de las embarazadas y...

Y tu te estarás diciendo: ¡a mí que coj**** me importan las estadísticas! vete al grano y dime como cuidarme mejor, como llevar mejor esta etapa.

Pues de eso va esta entrada, de que puedes hacer para llevarlo mejor, porque siendo realistas no vas dejar de tener nauseas y vomitar, pero si que puedes llevarlo mejor y que la frecuencia sea menor.

Así que un poquito de paciencia que te voy a contar algunas cosillas que seguro que no sabes. Que el saber no ocupa lugar, dicen, y sabiendo puedes hacer más.




Nauseas y vomitos en el embarazo.

 

¿Cuando aparecen las nauseas?

Bueno, puedes tenerlas durante todo el embarazo, pero lo más usual es padecerlas durante el primer trimestre de gestación y que desaparezcan a partir del segundo.



¿Por qué se producen las nauseas y vómitos?

Hay varias teorías, por ejemplo la de un estómago sensible que no es capaz de adaptarse al embarazo, o la de que el estrés y fatiga provocan una acciones en el organismo dando lugar a las naúseas y vómitos.

Tambíen hay otras que se refieren al tema hormonal, la que tiene que ver con la Hormona Gonadotropina Coriónica y la que voy a desarrollar, la que tiene que ver con los Estrógenos.

Pero que sepas que la culpa la tiene tu hígado.          


Pobre higadito, siempre echándole la culpa. Pero sí. Te explico, el organismo tiene una gran capacidad para desintoxicarse. Esa capacidad es una de las características principales que pueden medir tu nivel de salud.

Y sí, casi todo es tóxico. El aire que respiras, los alimentos que ingieres, el agua que bebes,..., y no todo viene del exterior, tu propio cuerpo y las bacterias de tu intestino también producen sustancias tóxicas. Pero tu organismo normalmente puede con ello y entonces te encuentras en salud.

Tu cuerpo se vale de ciertos órganos especializados llamados emuntorios, que en cristiano significa limpiar o purificar, que refieren a cualquier parte del cuerpo dedicado a evacuar o limpiar. Es decir: hígado, intestinos, riñones, piel y pulmón.

Algunas sustancias tóxicas son eliminadas directamente por alguno de estos emuntorios, pero la gran mayoría deben ser procesados previamente por el hígado para poder posteriormente ser eliminadas.

En tu caso, que estás "potando, echando la raba, echando la primera papilla,...", quiere decir que algo no va del todo bien.

El hígado procesa un montón de sustancias tóxicas (alcohol, drogas, medicamentos, pesticidas, metales pesados, amoniaco, hormonas en exceso,...), y lo hace a través de tres acciones:
  

Filtrado de sangre. Aquí elimina las toxinas más gordas, las de mayor tamaño. 

Destrucción enzimática de las sustancias químicas que nos hacen daño. Esto lo hace en dos tiempos, llamados fase I y fase II. 

Fabrica y secreta bilis. Además de otras funciones, expulsa los tóxicos metabolizados por las enzimas hepáticas fuera del hígado, que acabaras cagándolas.

Y tú, ahora te encuentras en un estado un tanto peculiar, vas a "dar a luz", y tus hormonas están de fiestón. Y aquí entra el prota de la película, el hígado.


¿Qúe crees que te está pasando para tener nauseas y vómitos?

Pufff, ni idea me dirás. Pues ya te digo yo, que tienes una insuficiencia de la fase II de desintoxicación hepática produciendo una sobrecarga enzimática del hígado.

No das abasto para neutralizar correctamente los estrógenos sobrantes, y en vez de sacarlos del cuerpo, vuelven al hígado desde el colon por el circuito entero hepático (Los órganos reciben sangre limpia, arterial. Pero el hígado no, el 75% de la sangre le llega por la vena porta procedente del páncreas, el intestino y otros órganos de la región abdominal). Y esto te provoca las nauseas y muchas veces los vómitos.

¿Cómo puedes empeorar más aun este proceso?

Pues no yendo lo suficiente a cagar, defecar, excretar, plantar un pino,... Me está saliendo un poquito escatológico.

Ya deberías haberte enterado de que el hígado es el protagonista de la película 🎞 "Nauseas y Vómitos en el Embarazo", estrenada en las mejores salas y baños familiares.


Es el actor principal en la eliminación del exceso de estrogenos. Es el bueno.

Pero el intestino es el actor secundario. El feo, y además huele mal.

Sí este segundón chupa cámara y encima es lento, los estrógenos permanecen en él más tiempo del debido, el sistema circulatorio entero hepático reciclará estos estrógenos volviéndolos a poner en circulación antes de eliminarlos.

¿Quién es el malo? Si, has acertado, el exceso de estrógenos.

Así que en caso de que seas estreñida, que no consumas suficiente fibra dietética, que otras toxinas sobrecarguen la película,..., saturarás las vías de eliminación de estrógenos. Así que ya sabes: !A cagar! 💩

Y que sepas que el cuadro se puede agravar, entonces se denomina Hiperémesis Gravídica. Pierdes excesivos líquidos y electrolitos con los vómitos, quedas deshidratada, tienes excesiva salivación (sialorrea), espasmos, palpitaciones, dolores hipogástricos, y además pierdes parte de los sentidos de gusto y olfato. Por suerte es menos frecuente, afecta del 1 al 2% de las embarazadas.

En este caso, cuando no requiere hospitalización, lo que se recomienda es tomar suero fisiológico a demanda y realizar unas seis comidas al día.




Tratamiento para las nauseas y vómitos en el embarazo

Vamos a ver el tratamiento mediante dieta, fitoterapia o plantas medicinales, oligoterapia y homeopatía.

Dieta para las naúseas y vómitos del embarazo

Como el hígado es el actor protagonista, debemos tenerle en palmitas y darle de comer de lo mejor. Y aquí es tan importante lo que le damos y lo que le quitamos.

¿Qué quitamos?


Alimentos procesados que incluyen conservantes, colorantes y aditivos sintéticos, ceras, metales pesados y otras toxinas (salmón de piscifactoria, tiburón, pez espada,...) residuos de pesticidas,...
 

Grasas saturadas, hidrogenadas (margarinas y demás), azucar refinado y alcohol

¿Qué le damos?


Cuanto más nos acerquemos a alimentos frescos procedentes de fuentes orgánicas de alimentos integrales mejor que mejor.

Para el bienestar del hígado en general son importantes las proteinas de calidad. Ehhh!! he dicho calidad, no cantidad. Las vitaminas del grupo B (levadura de cerveza, cereales integrales) y la vitamina C (pimiento, col).

Pero para lo que nos ocupa, tús nauseas y vómitos, son muy importantes las verduras de la familia de las crucíferas o brasicáceas, pues estimulan las enzimas de la fase I y de la II.

¿Qúe no sabes cuáles son?, tranqui, ya te lo digo yo:


Brócoli, col o repollo, col rizada, coliflor, coles de bruselas.


Cruciferas para nauseas y vomitos del embarazo


Tambieén el ajo y otras verduras azufradas ayudan (Higdon J. An evidence based approach to dietary phytochemicals. Stuttgart: Thieme 2007).

Estas verduras contienen unas sustancias llamadas indoles que ayudan a la desintoxicación y la conversión del 17 beta estradiol a otras formas menos activas. (Mchnovicz J, et al. Changes in levels of urinary estrogen metabolites after oral indole-3 carbinol treatment in humans. J. Natl Cancer Inst 1997; 89(10);718-723.).



Fitoterapia para las nauseas y vómitos del embarazo

Una planta que está contrastada en los problemas de nauseas es el jengibre. 

El polvo de jengibre se ha mostrado como un eficaz antiemético. Se recomienda tomar de 200 a 250 mg al día en tres o cuatro tomas. Hay estudios que dicen que reduce las nauseas en un 30% (Estudio)

Para el hígado son importantes las plantas que estimulan la fabricación de bilis (coleréticas), las que sacan la bilis, es decir, las que generan una contracción de la vesícula (colagogas), que actúen en la desintoxicación hepática (fase I y II), incluyendo el exceso de hormonas (Scientific Committee of the British Herbal Medical Association. British herbal pharmacopoeia. 1st edn, Bournemouth British Herbal Medicine Association, 1983. / Naturopathic Gastroenterology. Eric Yarnel, ND, Naturopatic Medical Press. USA, 2000.).

Las plantas más utilizadas en este caso son: cardo mariano, alcachofa, diente de león, que no tienen contraindicaciones para una persona sana en un embarazo normal.

La cúrcuma, la esquisandra, el romero y otras plantas hepáticas pueden presentar contraindicaciones en el embarazo. Así que cuidado. Hay preparados como jarabes y demás que aunque lleven estás plantas contraindicadas, por estar en bajas dosis no tienen riesgo. Preguntar al profesional del herbolario o farmacia y en caso de duda abstente de tomar ese producto.


👹 Aviso a navegantes: Estas plantas coleréticas / colagogas no las puedes usar si tienes obstrucciones de las vías biliares.

 

Minerales para las nauseas y vómitos del embarazo

Se sabe que las carencias en magnesio puede inducir nauseas y vómitos. Puedes tomar un suplemento, y ya puestos mejor si encuentras alguno que lleve además calcio y vitaminas del grupo B, especialmente la B6.


Oligoterapia para las nauseas y vómitos del embarazo

Estoy enamorado de la oligoterapia, empecé con ella en la naturopatía. Y el hecho de que el tratamiento con oligoelementos en cualquier problema relacionado con el embarazo no tenga ningún tipo de contraindicación es un plus.

En oligoterapia tratamos las nauseas y vómitos con Niquel-Cobalto (Ni-Co) y Azufre (S). Una dosis diaria de cada hasta que desaparezcan los síntomas.

Quizás te cueste encontrar el ni-co, pues no permiten utilizar el cobalto (co) desde hace unos años. Por temas burocráticos, no por salud. Lo encuentras en todas las farmacias y herbolarios de la Unión Europea. Imagino que los que encuentres habrán sido fabricados en laboratorios de fuera de España y comercializados aquí.



Homeopatía para ayudar con los nauseas y vómitos del embarazo

Esto ya es otro cantar. Algunas estaréis a favor de la homeopatia y otras direís que es un timo. Es vuestra elección.

Yo uso la homeopatía en mis consultas. Y a mi perrita Lua, la he tratado muy satisfactoriamente con homeopatía cuando ha tenido algún problemilla y no hay placebo que valga.

Como son estados físicos utilizaremos diluciones bajas. Podemos usar tubos dosis tres veces al día o los tubos normales tomando tres gránulos cada vez con mucha frecuencia y disminuyendo la frecuencia según nos encontramos mejor o han desaparecido los síntomas.

La homeopatía se toma siempre separada de cualquier ingesta. Se absorbe por vía sublingual y si hemos comido algo recientemente no permitimos su correcta absorción.

Nux Vomica 9 CH en las nauseas matinales, que suelen ser las más frecuentes.


Ignatia Amara 9 Ch en mujeres muy emocionales, sensibles y que actúa contradictoriamente.


Cocculus 9 Ch e Ipeca 9 Ch en los cuadros vagotónicos, es decir en los que predominan el sistema nervioso parasimpático que tiende a producir bradicardia, hipotensión,...


Gossipium 9 Ch para esos vómitos y nauseas del embarazo que no tienen fin y que se dan sobre todo por la mañana.



Espero que esta lectura te sirva para en poco tiempo poder decir "estoy cuidandome mejor".

¿Como has llevado lo tuyo?, ¿Conocias estos remedios para solventar las nauseas y vómitos del embarazo? ¿Sabes de otros?

Entradas que pueden interesarte

disqus