Cómo hacer germinados en casa paso a paso

Te voy a contar paso a paso y de una manera sencilla como hacer germinados en casa. Además de buenos, bonitos y baratos son muy nutritivos y ayudan a mantener la salud e incluso mejorarla.

Te diré cuales son sus  propiedades, beneficios y que germinados son los más indicados según que problemas de salud tengas.


Informacion como hacer germinados en casa
Germinados. Imagen de _Alicja_ en Pixabay


¿Qué son los germinados?

Son la consecuencia inicial del proceso de desarrollo de una semilla.

Se usan en la siembra y en nuestro caso para la alimentación.


Germinados y brotes ¿son lo mismo? 

No. Los germinados es el resultado de la primera etapa.

Después, cuando tienen un mayor tamaño se le denomina brote.

Hay una tercera etapa posterior, llamada microgreen o microvegetales, antes de que se considera planta.

Nosotros vamos a comer tanto germinados como brotes. A partir de ahora usaré el nombre de germinados o brotes indistintamente.

Proceso del germinado: semilla, germinado, brotes
Proceso de germinación, de semilla a brotes. Imagen de Jesús E. Mamés.


Fijaros, he puesto una moneda de un euro para tomar referencias.

Las lentejas al ser remojadas aumentan de tamaño.

En este proceso de germinación llevan 12 horas a remojo, es decir, han aumentado de tamaño, y podéis observar como al final del proceso los brotes ocupan prácticamente todo el tarro de germinar..

Como echéis muchas, después de aumentar tamaño, germinar y brotar, no vais a poder sacarlas del tarro o germinador. No os paséis con las cantidades


Beneficios de los germinados

Se produce un aumento de enzimas en los germinados. Las enzimas aceleran la velocidad de las reacciones químicas que se producen en nuestro organismo. Por ejemplo, una digestión lenta se mejora con un aporte enzimático adecuado.

Predigestión de la proteínas (cadenas de aminoácidos) transformándolas en cadenas más simples.

Los carbohidratos se encuentran en alimentos que contienen almidón. Los germinados producen la transformación de los almidones o féculas en azucares más simples y sencillos de asimilar.

Las grasas son convertidas ácidos grasos. Un trabajo menos para nuestro organismo.

Pérdida de antinutrientes (inhiben la absorción de nutrientes y disminuyen el valor nutritivo de la alimentación) como fitatos y antivitaminas.

Reparan la flora intestinal.

Catalizan funciones corporales:
      ▸Suministro de energía.
      ▸ Neutralización de sustancias dañinas.
      ▸ Limpieza y regeneración celular
Presencia de clorofila, la llamada sangre verde, que entre muchas funcionas la purifica y ayuda a detoxificar el hígado.

Antioxidante.

Mejora el sistema inmunitario.

Mejora el Qi estancado de hígado.



¿Los germinados en conserva son iguales que los frescos?

Para nada.

Los que están en conserva han sido sometidos a altas temperaturas para ello, para que se conserven. Estas altas temperaturas desnaturalizan (producen unos cambios estructurales en las moléculas, pierden su conformación espacial) unas proteínas, las enzimas, perdiendo las propiedades beneficiosas para el organismo.

Ya no te cuento si encima llevan otros aditivos perjudiciales para la salud.

Y ten presente que hacer germinados en casa es una opción más económica y fiable a nivel de peligros de contaminación alimentaria que los comprados frescos en supermercados, que desconoces cuanto tiempo llevan ahí.

Estos han podido contaminarse durante su producción, manipulación o haberse refrigerado incorrectamente. Es raro, pasan muchos controles, pero sucede.

Los brotes tienen un elevado riesgo microbiológico. Una elevada humedad y una temperatura adecuada para la germinación favorece que los patógenos existentes en las semilla se multipliquen, así que tienes que ser escrupuloso con la limpieza.

Lava muy bien lo que vayas a germinar para que no suponga un riesgo para la salud.

Bueno, después de lo que has leído, te debe quedar clarito que los germinados hay que consumirlos frescos, y crudos.

Los únicos que se salvan son los de las legumbres para los delicaditos de estómago, que se pueden escaldar un par de minutos para hacerlos más digeribles y eliminar los antinutrientes que la germinación no ha llevado a cabo.


¿Mejor comerlos blancos o verdes?

Se pueden consumir de las dos maneras, pero en general los verdes tienen más propiedades.

Por la fotosíntesis, al recibir la luz se genera clorofila, pasan de color blanco a verde. La clorofila posee numerosas propiedades beneficiosas para nosotros. 

Para que se pongan verdes de vergüenza, je, solo tienes que exponerlos a la luz cuando consideres que ya casi están para comer.



Propiedades de los germinados

Aquí es donde puedes afinar y además de por paladar, utilizar los germinados para mejorar los problemas de salud que tengas.

Antisépticos: ajo, cebolla, trigo sarraceno o alforfón, daikón, puerros.

Mejoran la digestión: casi todos por los enzimas, pero particularmente albahaca, puerro, daikón.

Mejoran el sistema inmune: daikón, brécol, rúcula.

Limpian mucosidad: berro, mostaza, cebolla, daikón.

Antioxidante: brécol, col lombarda, colirábano.

Depurativo: alfalfa, azuki, mungo, berro, cebolla, fenogreco, lenteja, mostaza.

Revitalizantes y regeneradores: alfalfa, berro, fenogreco, girasol, trigo sarraceno o alforfón, trigo.


Mira que ensalada he preparado con los brotes de lentejas que he utilizado como ejemplo para hacer esta entrada o post.

Te paso la receta con germinados, es para una persona, escasita para dos, según lo que tragues, je, je:


Los germinados de lentejas.
Un huevo cocido.

Dos tomates cherry. Pero podrían ser de cualquier tipo, adapta la cantidad y listo.
Unas hojas de escarola.
El aliño al gusto: una buena sal repleta de oligoelementos, nada de sales refinadas. Aceite de oliva primera presión en frío, Vinagre de sidra o manzana, o chorrito de zumo de limón,...lo dicho al gusto.

receta con germinados
Ensalada con germinados de lentejas. Imagen de Jesús E. Mamés

 

¿Qué semillas podemos germinar?

Verduras y hortalizas: col rizada, col, brócoli, coliflor, calabaza, cebolla, cebolleta, rábano, trebol, puerro, amaranto, berro, rúcula, apio,...  Poco tiempo de remojo, en caso contrario se pudren.

Plantas aromáticas y otras: albahaca, eneldo, zaragatona, hinojo, anís, coriandro, ajo, mostaza, cáñamo,...lo mismo, cuidadín con el tiempo de remojo.

Cereales: excepto la avena, las demás que te voy a decir necesitan algo más de tiempo de remojo. Trigo, centeno, cebada, espelta, mijo, trigo sarraceno o alforfón,...

Oleaginosas: lino, girasol, almendra, canola.

Legumbres: estás son las que requieren más tiempo de remojo, por lo general toda una noche. Judía mungo, soja, alfalfa, alubias, lentejas, garbanzos, guisantes, cacahuetes.


👹 Aviso a navegantes: las semillas de las solanáceas, a saber: patata, pimiento, tomate y berenjena, no se deben consumir pues son tóxicas.


Germinado de guisante
Germinado de guisante. Foto Imagen de ashish choudhary en Pixabay



¿Qué necesitamos para hacer germinados?

Las semillas a germinar. Es mejor que sean especificas para germinar. Si compras semillas de rabanitos para agricultura, pueden venir contaminadas, sucias.

Las que usamos normalmente en nuestra alimentación suelen ser sometidas a temperaturas altas y pueden haber perdido propiedades terminando por no germinar.

Podéis encontrar semillas para hacer brotes o germinados  en los  herbolarios.

En este ejemplo, yo he germinado lentejas, las que tenía por casa.

Humedad, es decir agua.

Luz, no sol directo, en el proceso final para crear clorofila.

Temperatura templada.

Limpieza.

Germinador.


Tipos de germinadores

Germinadores de plato: Remojar, extender y mantener húmedas sin encharcar.

Germinadores de tarro: Drenan el agua y mantienen aireadas las semillas.

Germinadores eléctricos:  Lo hacen todo ellos solitos. Únicamente hay que aportar el agua y las semillas.

Bolsa germinar de cáñamo: Se emplean como los tarros. No reciben luz, así que si quieres brotes verdes tendrás que sacar los brotes y exponerlos unas horas a la luz.

Bolsitas de germinación Per up: Remojar unas horas y después mantener húmedas.

Es casi obligado para las semillas mucilaginosas (zaragatona, lino, albahaca, berro, mostaza, rúcula, chia) emplear germinadores de plato. Para el resto sirven todos los demás germinadores.

Las semillas mucilaginosas son las que poseen una fibra soluble viscosa. Al pasar un tiempo a remojo se aprecia una especie de gel, de mucosidad, esta es la fibra mucilaginosa.



¿Como hacer un germinador casero y  

obtener brotes paso a paso?

Vamos a reciclar y darle otro uso a algunas cosas que casi todos tenemos en casa. Voy a lo más sencillo y práctico, necesitas:

Un tarro de cristal. Yo he cogido uno de mermelada.

Una gasa, tela, media, redecilla,..., que la usaremos como tapa o cierre. Debe permitir el paso de agua y oxígeno y no de las semillas a germinar.

Una goma para fijar la tapa al tarro.

Ya ves, casi imposible que no dispongas de esto en casa. Ya tenemos el germinador casero y podemos empezar a germinar nuestras semillas

Ahora vamos a germinar. Para ello he cogido de la despensa una bolsa de lentejas.

Voy a echar en el tarro un puñado tras lavarlas muy bien. Cuidado no se os vaya la mano, que al empezar a germinar y salir los brotes aumenta bastante el tamaño. Como orientación, entre una quinta o cuarta parte del tarro.

Añado bastante agua y las dejo en remojo en un armario, en oscuridad, toda la noche.

A la mañana siguiente escurro el agua, vuelvo a añadir agua y escurrir de nuevo. Pongo la gasa usando la goma.

Cada día añadiré agua y escurriré las lentejas tres veces, manteniéndolas siempre húmedas pero no encharcadas y en obscuridad.

Ahora la temperatura, la humedad y el oxígeno trabajarán para nosotros y germinarán.

Cuando estén listos debemos refrigerarlos hasta su consumo. Los pondremos en un envase hermético con un poco de papel absorvente o un paño húmedo (una servilleta de papel sirve ) en la base.

Deshecha brotes oscuros o cuando huelan a humedad.

Cuando el germinado de lentejas me  produce las hojitas saco el bote y permito que reciba luz, esto hará que las hojitas pasen a verde.

Como ves, es muy sencillo hacer un germinador casero. Pero ten en cuenta que deberás ser impecable con la limpieza, no seas tacaño y cambia cada vez que germines lo que uses como tapa.

Ya solo resta zampar al gusto. En ensaladas, en tortillas, siendo una verdura más de un arroz con verduras,..., hay muchísimas recetas.


¿Vas a intentar hacer germinados caseros❓ Cuéntanos como te ha ido.

Entradas que pueden interesarte

disqus