¿Quieres saber qué es meditar y cómo hacerlo en casa?

Te cuento cómo empezar a meditar en casa. Y como mucha gente no tiene ni idea, te digo qué es meditar, qué beneficios te aporta, cuáles son las posturas más fáciles para empezar y cómo realizarlas.


qúe es meditar y cómo hacerlo en casa
Imagen de Ralf Kunze en Pixabay


¿Qué es la meditación y para qué sirve?

Encontrarás muchísimas definiciones sobre qué es la meditación, pero el origen de la palabra es esta:

Med it acion: acción de caminar para llegar al centro.


Si, al centro de nosotros mismos, el interior. ¿Pero el interior de qué?, pues de la mente.

Podemos decir que la meditación es una práctica que te permite ejercitar, explorar y entender tu mente. Y entonces, ¿para qué sirve meditar?:
  • Para progresar en tu desarrollo interno o personal.
    ⪼ Te dejo esta entrada sobre el desarrollo personal y el fracaso.
  • Para mejorar o saber llevar el sufrimiento.
  • Para encontrar un sentido a la vida conectando con algo más profundo o superior, llámalo como quieras.
  • Para aumentar tu rendimiento.
  • Para mejorar tú salud y bienestar.


En aspectos prácticos del día a día, la meditación sirve para:
  • Gestionar mejor las emociones que surgen y resolver problemas.
  • Tener menos ansiedad a la hora de presentarte o de hablar ante extraños, en un acto social o laboral.
  • Te permite alcanzar metas u objetivos. Habrás visto como deportista de alto nivel justo antes de la prueba están concentrados y visualizando el objetivo.
    También te otorga más fuerza de voluntad, motivación, confianza para conseguir los mejores resultados de la prácitca deportiva o de otro tipo.


¿Qué conlleva la meditación?

Calmar la mente y el cuerpo.
Meditar permite o logra una relajación tanto mental como corporal, y una respiración más lenta y profunda que conlleva una disminución de la frecuencia cardiaca.
Por supuesto, si realizas una meditación sentada o tumbada, relajas más el cuerpo que si efectúas una meditación dinámica, paseando por ejemplo.

Introspección.
Te hace llevar la "mirada" hacia el interior, lo exterior deja de tener importancia.

Adquieres más concentración
En la práctica sueles enfocarte en algo llamdo el ancla. Puede ser la luz de la llama de una vela, una hoja de un árbol, tu respiración,..., o por el contrario pones la atención, observas, todo lo que pasa por tu mente, por tu conciencia.

llama de una vela
Imagen de S. Hermann & F. Richter en Pixabay
Con el tiempo, tú concentración aumenta mucho.


Técnicas de meditación

Hay muchas, pero toda meditación implica conciencia, relajación y concentración.

Unas técnicas de meditación hacen mayor hincapie en la relajación, otras en la conciencia y otras en la concentración.

Así que antes de empezar a meditar, tienes que saber que es lo que te interesa a tí, que quieres lograr meditando:
- ¿Quizás eliminar estrés para relajar esas contracturas musculares que te dejan el cuello hecho polvo?
- ¿Mejorar la concentración y la memoria, y ser un hacha en tu trabajo o estudios?
- ¿Trabajar tu yo interior, crear bondad amorosa hacia ti y hacia los demás?
- ¿Simplemente dejar de pensar y dar un respiro a tu mente?
Etc.

Se medita desde hace milenios, sí, los primeros indicios datan de hace más de seis mil años, y tiene que ver con el yoga.

Vamos a ver las religiones y/o filosofias, de más antiguo hasta el nacimiento de Cristo, en las que habia tradición de meditación, algunas se solapan en el tiempo, y tienen técnicas de meditación comunes. No voy a poner fechas:
Yoga - Taoismo - Jainismo - Confuccionismo - Budismo - Filosofía Griega.
Ya a partir del nacimiento de Cristo: Místicos cristianos - Budismo (zen) - Sufismo - de nuevo otros Místicos Cristianos - Cábala Judía - Sijismo - otros a partir de 1700 que son occidentales y seculares (no tienen que ver con la religión).

Hoy en día, podemos decir que la que está de moda, o es más conocida aquí, es el Mindfulness, que tiene origen budismo y secular.

La mayoría de las meditaciones se ejercen sin connotaciones religiosas, unicamente buscando mejorar la salud y bienestar.

Pero que sepas que rezar el rosario, de la tradición cristiana, equivale a una meditación con mantras de la tradición yoguica. La puedes hacer con intención "religiosa" o no.

Podemos decir que la mayoría de las técnicas de meditación que se realizan provienen de la tradición yoguica, de la Budista y zen, de la taoísta, la sufí y la vedanta. Cada una de estas tradiciones tiene un montón de técnicas de meditación.

En esta otra entrada, te dejo una meditación guiada de origen budista en formato audio, que sirve para calmar el sistema nervioso.

En internet tienes cantidad de meditaciones, de todo tipo y de diversas duraciones. Lo más importante ahora es que experimentes con algunas de ellas.


Beneficios de la meditación

Los beneficios de la meditación se observan tras bastante tiempo de práctica. No creas que meditas hoy y mañana ya vas a notarlos. Pero algún día hay que empezar, y cuando menos te lo esperes ya los tendrás.

Sí que hay aspectos que notarás en poco tiempo, pero los más importantes requieren una práctica regular, y al de ese tiempo habrás obtenido:
  • Mayor capacidad de aprendizaje, creatividad, concentración / atención y memorización.
    Hace que proceses la información más rápidamente y por ello que también la decisión sea tomada con más prontitud (Estudio).
    Así, no es de extrañar que en numerosos colegios se hagan prácticas de meditación.
  • Mejorar la conciencia de uno mismo. Te hace ser más empático (Estudio) y resilente.
  • Para encontrar un sentido a la vida conectando con algo más profundo o superior, llámalo como quieras.
  • Reduce la ansiedad, disminuye la depresión, te hace gestionar mejor el estrés, disminuye la hipertensión, te calma, hace que envejezcas más lento, mejora la función inmunitaria, reduce los procesos inflamatorios y el dolor (Estudio).


Casi nada, ¿verdad?


¿Es fácil o difícil meditar?

Meditar como tal es fácil. Eso sí, llegar a poder meditar puede ser complicado para algunas personas.

Al igual que no puedes salir a correr o hacer running, que dicen los pro, y hacer 10 km. el primer día, tampoco puedes meditar un rato largo el primer día.

Es cuestión de práctica. No tienes porque sentarte y mirar a la nada durante 15 minutos. Puedes empezar con 1 minuto, nadie te obliga a nada, sigue tu propio ritmo.

Puedes ir a clases, con lo que todo está marcado y solo tienes que seguir las instrucciones. O puedes hacer meditaciones guiadas (más fácil en formato audio que escrito), o mini meditaciones de 1 minuto o menos e ir ampliando el tiempo poco a poco.

Las puedes hacer sentada en silla, en el suelo en postura fácil o de sastre (la típica sentada en el suelo con las piernas cruzadas), sobre un taburete de meditación, tumbada o andando.

Sí, las tienes estáticas y dinámicas. Estas últimas son más sencillas de realizar para la gente "nerviosilla", las que dicen que no aguantan quietas meditando.

Eso sí, si quires lograr meditar en poco tiempo y obtener sus beneficios lo más rapido posible, tienes que seguir los siguientes consejos:
- Lo importante es que esa postura que adoptes sea estable, que mantengas la columna vertebral derecha, que estés cómoda y relajes la musculatura (excepto la que uses para mantener la postura).
- Meditar todos los días.
- Meditar a la misma hora.
- Meditar en el mismo lugar, cuándo lo haces en casa, claro.



Te dejo las posturas más usadas, de las estáticas:
  • Sentada en el suelo: siéntate sobre una manta doblada, un zafú o cojín, o un bloque de yoga.
    Esta postura es más cómoda porque hace que tengas las caderas más altas que las rodillas, y permite inclinar un poco hacia delante la parte superior de la pelvis, con lo que será más fácil mantener la columna recta.
    Mete un poco el mentón o barbilla. Esto hace que la coronilla se sitúe en lo alto. Tu sensación debe ser como que hay un hilo que tira de ella hacia el cielo. Así rectificas un poco la curva del cuello, y haces que esté recto.
    Mantén la columna recta sin apoyarla.
    Cruza las piernas. Es importante que si las rodillas no tocan el suelo, estén apoyadas sobre cojines o mantas dobladas, que no cuelguen.
    Las manos sobre las rodillas, o el regazo. Puedes realizar con las manos algún sello o gesto con las manos, es decir, un mudra, con el propósito de ejercer un efecto sutil sobre la mente y favorecer la concentración y energía.


  • postura meditación sentada en suelo
    Imagen de Irina L en Pixabay. Meditación sentada con manos en rodillas

  • Sentada en una silla: Como en la postura anterior, no debes apoyar la espalda contra el respaldo.
    También es aconsejable que pongas una manta doblada o cojín plano para inclinar un poco la pelvis hacia delante por el mismo motivo que en la postura sentada sobre el suelo.
    Los pies bien asentados sobre el suelo. Las manos sobre las rodillas o en el regazo, con mudra o sin él.
  • Tumbada en el suelo: Es una postura a elegir si tienes problemas de cuello o espalda, que no te permite mantener cómodamente la postura sentada. En algún taller alguno ya se ha quedado dormido, y lo que es peor, roncando, je je. Hasta que me enteré de un truquito. Así que si tienes que meditar tumbado y eres de los que se duerme, apoya las plantas de los pies en el suelo. Al ir quedándote dormido, las rodillas caerán a los lados y te despertarás.
    En general la postura es la denominada "cadáver" del yoga (savasana). Tumbada hacia arriba con un cojín bajo el cuello.
    Cuello estirado.
    Manos a lo largo del cuerpo y un poco separado de él, con las palmas hacia arriba.
    Piernas separadas un poco más que el ancho de hombros, permitiendo que los pies caigan hacia los lados.
    Intenta estar los más relajada posible.


Así que ya ves, puedes elegir la forma de meditar, la duración, el tipo de meditación o técnica, pufff, casi todo.

Lo único que tienes que hacer es ser constante e ir poco a poco y en nada meditarás súper a gusto y obtendrás los beneficios de meditar.

¿Vas a intentarlo?, si es así, cuéntame como lo has llevado, si te ha resultado sencillo y que percibes. Te leo en los comentarios.

Entradas que pueden interesarte

disqus