Pastel de lentejas con mijo para el otoño

Dentro de nada llega el otoño, y la legumbre más idónea para esta época según la Medicina Tradicional China (MTC) es la lenteja. Por eso voy a enseñarte a hacer un pastel de lentejas con mijo apropiado para esta estación.


pastel de lenejas ocn mijo


Como puedes observar es una combinación de legumbre con cereal. Para la presentación y acompañarlo, le he añadido una zanahoria y un poco de humus.



Pastel de lentejas con mijo

Esta receta es súper fácil de hacer y te deja mucho tiempo libre, dos tandas de 30 minutos que los puedes dedicar a otras cosas mientras se está cocinando el pastel.

Los ingredientes para hacerlo los encuentras en cualquier tienda o supermercado. Aunque es una receta que sigue las directrices de la Medicina Tradicional China no lleva ningún alimento extraño a nuestra cultura alimentaría.

Esta elaboración lleva tres procesos:
  1. Salteado.
  2. Cocción.
  3. Horneado.


Y sólo necesitaras:
  • Un vaso para calcular las medidas.
  • Un cuchillo y tabla para picar.
  • Un rallador
  • Una cuchara para remover.
  • Una cazuela para saltear y cocer.
  • Un molde.
  • Un horno.
  • Unos guantes o trapo de cocina para retirarlo del horno cuando esté hecho y no quemarte los dedos.




Ingredientes del pastel

  • Medio vaso de lentejas.
  • Medio vaso de mijo.
  • Dos puerros.
  • Un trozo de jengibre.
  • Yo voy a emplear una hoja de laurel, pero podrías usar dos ramitas de tomillo si lo prefieres, a tu gusto.
  • Tres vasos de agua.
  • Sal de calidad.
  • Yo voy usar un poco de sésamo, pero podrías utilizar perejil o un fruto seco, de nuevo, lo que más te guste.
  • Un poquito de aceite.


ingredientes del pastel de lentejas con mijo


Elaboración paso a paso

Recuerda que las lentejas las has tenido que poner a remojo un tiempo, de 4 a 12 horas más o menos según la variedad de lenteja. Pero no te compliques, en general, las pones la noche anterior y listo.

El mijo lo lavas bien lavadito.

Pica los puerros y los echas a la cazuela, donde los saltearás durante 5 minutos con un poquito de aceite y sal.

Aprovecha mientras salteas para rallar el trocito de jengibre y picar el perejil si lo vas a usar.

Añade el mijo, las lentejas y el jengibre. Revuelve.

Echa el agua y las ramitas de tomillo o laurel y espera a que hierva.

Ahora que está en ebullición, es decir, hirviendo, deja que cueza a fuego lento durante 30 minutos.

Cuando haya transcurrido 15 minutos, aproximadamente eh!, de esa cocción de 30 minutos, empieza precalentar el horno.

Cuando pasen los 30 minutos pon el contenido de la cazuela en un molde previamente aceitado para que no se "pegue o agarre". Añade por encima lo que hayas escogido entre perejil, sésamo y otro fruto seco.

Hornéalo a 180º C durante aproximadamente 30 minutos y déjalo reposar.

Y listo, ¡ya está!, ya tienes una nueva receta apropiada para el otoño, que puedes acompañar con una rica cervecita



¿Por qué digo que este pastel de lentejas con mijo es beneficioso para el otoño?

Introducción
En otoño, en general, no crece la parte aérea de las plantas, lo que crece son las raíces. Se retira, o mejor dicho, no sube la savia, se secan las hojas.

Acabamos de pasar la época de mayor densidad de energía, el verano, y esta empieza a disminuir, menos horas de sol. Lo más denso son las rocas y los metales de debajo de la tierra.

El otoño, en MTC, se corresponde con el elemento metal, relacionado con el pulmón e intestino grueso.


Energía
Como hay menos energía, los tiempos de cocción deben aumentar: salteados, estofados, cocciones,..., para contraer, resecar y encoger los alimentos. Por ello, si tienes problemas pulmonares o de intestino grueso (y de piel), no te va bien, terapéuticamente hablando, lo crudo.


Sabor
Por otro lado, el sabor asociado al otoño es el picante, este dilata o expande el sistema respiratorio. Y dentro de la verduras, las mejores para esta estación son las raíces (rábanos, zanahorias, nabos, chirivías, kuzu,...). El jengibre de la receta cumple estás dos cualidades: raíz y picante.


Aporte de proteína
El elemento metal rige la asimilación de las proteínas.

La lenteja es muy rica en proteínas, después de la soja es lo que proporciona más cantidad de proteínas. Junto con los garbanzos y guisantes son importantísimas en la dieta vegetariana para conseguir proteína.

Al mezclar lentejas con mijo y sésamo, conseguimos reforzar los aminoácidos (los aminoácidos constituyen las proteínas). Las lentejas tienen todos los aminoácidos, pero poquito del aminoácido metionina, abundante en el mijo y sésamo.

Aporta hidratos de carbono lentos y fibra, que nos ayudará a sentirnos saciados. Alguna vitamina del grupo B y sobre todo muchos minerales (potasio, fósforo, magnesio, calcio, hierro, zinc, principalmente, y en menor medida otros).


Laurel
Si usas laurel te beneficias de sus propiedades: expectorante, bronquial, y problemas del respiratorio en general. También disminuye los gases. Vamos, bueno para pulmón e intestino grueso.


Tomillo
Si empleas tomillo te beneficias también de sus propiedades antibióticas muy dirigidas hacia el sistema respiratorio, y hacia la digestión. Ayuda a eliminar putrefacciones intestinales. Ya ves, de nuevo pulmón e intestino grueso.



Ten en cuenta que estamos hablando de añadir un poco de estas plantas, no de hacer una infusión o tratamiento. El beneficio es mucho menor, pero algo es algo. No te pongas a comerlo todos los días para combatir un catarro, je je.



A mí me ha quedado poco consistente, creo que la próxima vez que lo haga añadiré algo que le dé más consistencia, como agar agar, por ejemplo. Anímate a realizar esta receta y cuéntanos qu´r te ha parecido, cómo te ha quedado y si la has personalizado con algún otro ingrediente.

Entradas que pueden interesarte

disqus