Dolor de artrosis. Una infusión para tratarla

Hoy en día en cualquier herbolario encontráis un montón de productos orientados hacia el tratamiento de la artrosis y su dolor correspondiente.

Muchos de ellos tienen varios componentes como aminoácidos (el colágeno se compone de varios aminoácidos), precursores de glicosaminoglicanos (coindritina, glucosamina), componentes azufrados (MSM), oligoelementos y minerales (manganeso, magnesio, silicio,...), vitaminas (B3, C) enzimas proteolíticas, alguna planta medicinal...

Hasta hace muy poco apenas existía nada más que las plantas medicinales para tratar el dolor de artrosis, que es por lo que normalmente consulta la gente.

Esta entrada te vendrá bien si tienes artrosis. Te propongo una infusión, que no suple, es una ayuda más, a ese producto que debieras estar tomando. Por si el tratamiento se te queda corto. Está al final de esta entrada.

En una próxima entrada te explicaré cómo tratar la artrosis con oligoelementos.
dolor de rodilla por artrosis
Imagen de Peggy und Marco Lachmann-Anke en Pixabay


¿Qué es la artrosis?

La artrosis es una enfermedad degenerativa de las articulaciones, está incluida en las llamadas enfermedades reumáticas.

Las articulaciones están formadas por la unión de dos huesos recubiertos de cartílago por medio de la cápsula articular. En el interior de la cápsula y bañando el cartílago está el líquido sinovial.

La artrosis comienza dañando el cartílago que recubre los huesos. Sí no se frena el progreso de la enfermedad, afectará al hueso y a los tejidos blandos de la articulación.

Dice el Doctor Barceló:

Cuando el cartílago está artrósico equivale a un amortiguador roto y a unos neumáticos llenos de hormigón. En este caso, la presión y los golpes son transmitidos directamente a la carrocería, que en este caso es el hueso.


A la artrosis también se la conoce como artritis ósea, osteoartrosis u osteoartritis, o enfermedad articular degenerativa, que lo sepas.

Osteo tiene que ver con el hueso. Osis significa degeneración, desgaste. Itis nos indica inflamación. Así que ya te puedes hacer una idea.



¿Donde se produce la artrosis?

Normalmente en las articulaciones que más usamos. Donde más se suele dar es en cadera, rodillas, cervicales, dorsales, lumbares, dedos de las manos, de los pies. Aunque se puede producir en cualquier articulación.



Síntomas de la artrosis

Al principio ninguno. Este es el problema, cuando empezamos a notar la artrosis ya estamos en la segunda fase.

En esta segunda fase el síntoma principal es el dolor en la articulación, que mejora con el reposo y empeora al inicio de la actividad. Pero cuando llevamos un pequeño tiempo, "calentamos" y notamos una mejoría.

Después, según va a avanzando la artrosis, seguimos con dolor, que no cesa con el reposo, es más continuo. Tenemos rígidas las articulaciones y más si llevamos tiempo sin moverlas, como puede ser tras el descanso nocturno, el arrancar el día es un horror.

Y como nos duele cuando nos movemos, pues no lo hacemos, y con el paso del tiempo:
 ● Perdemos movilidad.
 ● Tenemos más dolor.
 ● Aparecen deformaciones de los huesos.
 ● Se atrofian los músculos que los rodean.
 ● Podemos tener alguna extremidad débil.
 ● Aparecen contracturas musculares que agravan el dolor. 
 ● Podemos sentirnos poco validos y sufrir emocionalmente e incluso coger una depre,....

Estos síntomas más las radiografías en las que se aprecie la artrosis, es lo que tenemos para saber o diagnosticar si padecemos artrosis.

Y aquí reside uno de los principales problemas a la hora de tratar esta enfermedad: El cartílago no duele, no tiene nervios y por tanto no notamos el dolor.

En una radiografía podríamos observar que tenemos artrosis y empezar a poner remedio antes de que fuera a más. Pero normalmente se hace la radiografía cuando el dolor de artrosis te hace ir al médico, para entonces la artrosis ya esta avanzada.

En las radiografías se tienen que observar todos o algunos, según lo avanzada de la enfermedad, de los siguientes hallazgos:
 ● Crecimiento anormal de partes óseas en forma de pico de loro. En los informes médicos lo van a denominar osteofito. Estos picos de loro pueden al crecer comprimir nervios.
 ● Se aprecia una línea blanca por debajo del cartílago, es una calcificación. En el informe médico pondrá algo así como que se aprecia esclerosis subcondral. 
 ● No se nota espacio entre las dos articulaciones. En el informe pondrá pinzamiento de la interlínea articular. Es decir, que los huesos rozan, o casi, entre sí.


¿Por qué tengo artrosis?

Je, buena pregunta si te la haces. En muchas ocasiones no se sabe, entonces se clasifica la artrosis como primaría.

Si hay una artrosis primaria, habrá una secundaria te dirás. Y de esta si que sabemos el origen:
 ● Suele ser por alguna enfermedad como una infección.
 ● Genético, que nazcas con algún gen que conlleve una alteración de la fabricación de colágeno. Estos casos son muy pocos.
 ● Obesidad. El peso puede comprimir las articulaciones y dañarlas (rodillas, tobillos).
 ● Lesiones. Un fuerte golpe en una articulación a la larga puede originar una artrosis. O microtraumatismos de origen profesional o deportivo.
 ● Uso excesivo de una articulación prolongado en el tiempo, típico de deportistas o de ciertos trabajos.

Hay una teoría del afamado Doctor Jean Seignalet que postula que la artrosis es una enfermedad de ensuciamiento que hace que los condrocitos no sean capaces de crear un cartílago normal, si no que fabrican uno pobre en elastina, en colágeno y en algunos proteoglicanos. Resultando así un cartílago anormalmente frágil.

Tiene estudios de como con la dieta ancestral ha obtenido muy buenos resultados en el tratamiento de la artrosis.

Podéís obtener más información en su libro: "La alimentación la 3ª medicina", a partir de la página 382.



Tratamiento de la artrosis

Hoy en día el tratamiento de la artrosis consiste en renovar las células del tejido del cartílago (es decir, intentar regenerar el cartílago o que el proceso vaya lo más lento que se pueda) y vivir con el menor dolor posible.

Para ello, el tratamiento de la artrosis debiera ser multidisciplinar:
 ● Una dieta para tenrer menos dolores reumáticos, que no agrave los tejidos, que no sea ácida, es decir alcalina y que no ensucie el entorno de los condrocitos,...Un caso particular y demostrado es el de la solanina en procesos articulares. Serán eliminados de la dieta los tomates, berenjenas, patatas, pimientos y tabaco. Estos pertenecen a la familia de las solanáceas, que contienen un glucoalcaloide tóxico que es proinflamatorio y que inhibe la creación de colágeno.
 ● Como no sabemos si eres o no sensible a estos alimentos, se recomienda no consumirlos.
 ● También se recomienda la eliminación de los lácteos.
 ● Masaje, movilizaciones, estiramientos y alguna actividad que ayude a mantener la movilidad, eliminar dolores, y sentirse bien. Tú que piensas:  ¿es mejor fortalecer o estirar?
 ● La ingesta de suplementos nutricionales que ayuden a regenerar el cartílago y frenar el dolor y la evolución de la artrosis. Apoyando este apartado está la infusión que voy a proponerte.


¿Los suplementos naturales son peores que los farmacos para tratar la artrosis?

Pues que sepas que no, en el caso de la artrosis los suplementos naturales son más eficaces que los fármacos convencionales. Te cuento.

Para tratar el dolor, y fíjate que hablo de tratar el dolor, no de mejorar la enfermedad, se prescriben antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) como la aspirina, el diclofenaco, ibuprofeno,...

Estos alivian muy rápidamente el dolor. Claro, de eso se trata dirás.

Sí, pero y si te digo que hay estudios clínicos (Estudio) que han demostrado que el uso de AINEs aceleran el proceso artrósico y destructivo de la articulación.

Además de producir la reaparición de los síntomas en cuanto dejas de tomarlos. Y si continuas tomándolos tienes muchos boletos de tener lesiones gastrointestinales y dañar el hígado.

Por contra, los suplementos dietéticos que ayudan al cartílago (glucosamina, condroitin sulfato, acido hialurónico,...) tardan más en aliviar el dolor pero frenan o detienen el proceso destructivo articular. Se dirigen al origen de la enfermedad no únicamente al síntoma.

Podéís tener más información en el libro de Mikel Garcia Iturrioz: Salud articular y fitoterapia. Paginas 12-13.



Infusión para la artrosis

Hay cantidad de plantas medicinales que se han usado para los problemas reumáticos como la artrosis. Debes tener precaución si tienes otras enfermedades o estás tomando medicación, pues puede que alguna planta esté contraindicada.

Las principales y creo que imprescindibles son el harpagofito (antirreumático, antiinflamatorio y analgésico entre otras acciones), la cúrcuma (antiinflamatoria entre otras) y la uña de gato (antiinflamatoria y subidora de defensas)

Después hay otras como el grosellero negro (diurético uricosúrico, antiinflamatorio entre otras acciones) que es denominado por muchos el corticoide natural.

Estas dos, el harpagofito o la cúrcuma, suelen estar presentes en muchos de los productos específicos para el tratamiento de la artrosis. Así que si tu producto no lo contiene puedes plantearte suplementar con ellas. Notarás un importante alivio del dolor. Mejor en cápsulas o comprimidos.

Vamos a usar como base la siguiente mezcla de plantas medicinales. Te pongo al lado la propiedad por la que utilizamos en esta mezcla (por supuesto poseen más propiedades):
 ● Ulmaria 60 gramos. Antiinflamatoria, analgésica, diurética y uricosúrica (elimina el acido úrico por las sales de potasio y flavonoides) Se utiliza la sumidad florida.
 ● Sauce 60 gramos. Antiinflamatorio y analgésico. Se usa la corteza.
 ● Manzanilla (Anthemis nobilis) 30 gramos. Analgésico por el camazuleno. Diaforética (que provoca el sudor y así eliminas toxinas). Aunque aquí la usamos por otros motivos.
 ● Tomillo 60 gramos. Antirreumático por su contenido en timol. Se usan las hojas y las sumidades florales.
 ● Cola de caballo 50 gramos. Diurético, remineralizador, aumenta la resistencia del tejido conjuntivo por el silicio (el cartílago es tejido conjuntivo), eliminador de líquidos intersticiales (urea, ácido úrico).
 ● Ortiga verde 60 gramos. Remineralizadora, diurética uricosúrica (ácido úrico) y azotúrica (urea), antiinflamatoria.

Ortiga verde para dolor artrosis
Imagen de Kira Hoffmann en Pixabay

Lo mezclas todo en un recipiente y usas una cucharada sopera por taza. Infusión de 10 minutos.

Sí quieres ir más allá, muy típico es añadir 60 gramos de corteza de tilo y 40 de bayas de enebro.

Estás últimas necesitan decocción.

Importante: si vives en una zona fría y húmeda añade una fina rodaja de jengibre a la infusión, que "calentará" la mezcla. Esto que parece una tontería es un punto fundamental, quedas avisado, sin el jengibre quizás no funcione tan bien la infusión.

Sí quieres saber que otras plantas antiinflamatorias y/o analgésicas hay

Entradas que pueden interesarte

disqus